Palabras de bienvenida

By on febrero 20, 2019

Estimados visitantes:

La Gran Logia Regular de Colombia de Menfis – Mizraim se complace con tener su presencia en nuestra web y les da una cordial bienvenida. Nuestra organización trabaja en la filiación Ambelain – Kloppel bajo los auspicios de la Federación de Grandes Logias Soberanas  de Menfis – Mizraim y al amparo del Sublime Arquitecto de los Mundos, como Potencia profundamente deísta.

Nuestra página web está dedicada principalmente a las personas que no han ingresado a la Masonería y a dar una imagen general para todos los públicos sobre quiénes somos, deseen o no tener nuestra membrecía. Pretendemos informar de algunas cosas relativas a nosotros y a publicar algunas muestras de nuestro pensamiento general con algunas particularidades que podrán dar una idea de lo que hacemos.

Por supuesto, jamás podríamos abandonar el pensamiento critico y menos abandonar la posibilidad de corregir nuestro propio rumbo, en especial, si pretendemos ser la primera Potencia Masónica espiritualista de Colombia, propósito que va creciendo y cristalizándose no en el número, como sí en la forma y solidez que van adquiriendo nuestras actividades.

Espiritualidad y Masonería

Algo más debemos explicar: espiritualidad y Masonería son una cara de la misma moneda. Desafortunadamente, en América Latina se ha producido un corto circuito entre masones y vida espiritual con la idea de que la Masonería es tan solo un escenario de luchas republicanas en virtud de la historia independentista de las naciones americanas, lo que ha marcado la necesaria obtención de la libre determinación de los pueblos de esta región del mundo.

Sin embargo, sin dejar de reconocer la valía de los grandes próceres y sus magníficas epopeyas, la realidad es que esos tiempos han pasado y pensamos que no se puede continuar la discusión sobre el valor de los masones en la vida republicana como eje central de la ideología que nutre los debates fraternales masónicos, entre otras cosas, porque la Masonería cuando se deja arrastrar hacia los poderes temporales, pierde sus papeles.

Muchos «Hermanos», hay que decirlo claramente, han amputado a la Masonería su capacidad de formación de hombres (y mujeres) Iniciados en los Misterios de la vida espiritual para iniciarlos en bagatelas en las que la idea de Dios o Gran Arquitecto del Universo ha sido abolida marcando una era en la que en las instituciones masónicas hay abundantes individuos guiados por las mazmorras de la racionalidad fanática y sus intrincados laberintos. Para muchos, ha muerto la sensibilidad y el corazón humano del masón que vibra ante la sencillez del espíritu y sus manifestaciones.

La Masonería de club (trámite de poder, negocios y otros asuntos menos claros) se ha apoderado de muchas Obediencias y en ellas hay personajes que se han convertido en parte del problema de nuestros países por la falta de ética, de responsabilidad social y de otras actitudes que vulgarizan el ideal y la imagen social de las instituciones masónicas. Hacemos votos para que se recupere el rumbo y nos desmarcamos con toda claridad de esas actitudes.

Pensamos que el Masón, el auténtico iniciado, es un ser profundamente sensible a las realidades interiores propias y de su universo; una persona con consciencia en expansión en razón a sus prácticas cotidianas. Es una especie mago que trabaja con los elementos de una realidad diferente, trascendente, cuya magia es la comprensión creciente de las fuerzas de la naturaleza que operan en su propio ser y que lo llevan a conocer el universo fenomenológico y aquellas dimensiones interiores propias en las cuales debe viajar para informarse, para superar la ignorancia y conectarse con mundos sutiles. Sabe el mago que los grandes cambios y la modificación de la realidad (si es que ello existe) no se hace con brebajes secretos, sino con el contacto con las verdades espirituales que son los vectores que mueven a este y a todos los universos existentes… Todo es diferente si se le ve de diversas formas.

Por lo anterior, lo que deseamos que se conozca de nosotros es que trabajamos por rescatar las raíces más profundas del origen y esencia de la orden Masónica desde la óptica de las filiaciones egipcias y escocesas, entre otras vertientes de pensamiento (templarismo, gnosticismo antiguo, catarismo, druidismo, mitologías ancestrales, rosacrucismo, Martinismo y Martinezismo, cristianismo esotérico, kabbalah, etc.). El resultado de ello es que nuestras Logias son de carácter espiritualista porque los contenidos que nos legan los Maestros del Pasado imprimen un poderoso egrégor que nos lleva a vivir una existencia espiritual con hermosos y variados matices, pero con un norte muy definido y perfectamente organizado.

El pensamiento más poderoso en todo ello es hacerse conscientes de que el ciclo vital es demasiado corto como para desperdiciarlo exclusivamente en buscar la comodidad material y quimeras puramente racionalistas. Hay que trascender este plano espacio – tiempo en el que la humanidad está estancada y en el que madura de forma increíblemente lenta para ir a intentar una evolución más precisa y acelerada con la que haya un despertar y la expansión de la consciencia con la idea de retornar a los divinos planos de los que viene nuestro ser interior más desconocido.

Nos sentimos profundamente privilegiados por estar aquí, ante la comunidad hispana construyendo cultura y vida desde la sabiduría de nuestros ancestros compartida en nuestra forma de vivir y de ver la Masonería.

Es nuestra intención que se comprenda que no deseamos trabar controversias de ningún tipo con ninguna organización pues nuestro crecimiento es hacia adentro y no pretende colonizar ningún espacio ya ocupado por otras Obediencias y escuelas de pensamiento de cualquier tipo. Nuestra identidad es totalmente distinta a ello y si hacemos critica social es en el ejercicio de nuestra legitima libertad de expresión.

¡Sean todos bienvenidos!

Mauricio Pereira Garzón

Gran Maestro

Gran Logia Regular de Colombia de Menfis – Mizraim