Gran Logia Regular de Colombia de Menfis – Mizraim

Potencia masónica soberana espiritualista

El Martinismo de la Orden Martinista y Martinezista Iniciática – OMMI

By on agosto 14, 2017

A La Gloria de Ieshouah, Divino Arquitecto del Universo

Web Martinista de Colombia

Qué es el Martinismo

Es una Orden que persigue la alquimia espiritual de sus miembros desde las Tradiciones Iniciáticas occidentales más conocidas: en él está el rosacrucismo, la cábala, la alquimia medieval, el mundo de la caballería cristiana Templaria, el cristianismo esotérico, el hermetismo, etc.

Recoge la Iniciación espiritualista con acento crístico muy marcado sin pretensiones de confesionalismo religioso de ningún tipo. Hay quienes dicen que es una forma evolucionada de Masonería; nosotros no podríamos aventurar una opinión, pero es evidente que posee una ritualística muy importante que sí tiene una influencia masónica y desde la cual desarrolla sus objetivos trascendentes.

Sus más grandes Maestros son Joaquín de la Tour Martínez o Martínes de Pasqually y el marqués Louis Claude de Saint Martín de quienes emerge una teosofía única que reúne diversos elementos de la antigüedad amalgamadas para crear un método Iniciático que introduce a sus cultores en una vida espiritual luminosamente nueva y clara.

Aunque su origen es la Francia de la segunda mitad siglo XVIII, es una Tradición que fue llevada a Rusia por adeptos de Iniciados por Saint Martín en donde recibió sus formas rituales (Grandes Logias Martinistas de Rusia y Ucrania Moscú, 1788 – Petrogrado, 1802 – Tchernigov, 1820 y Kiev).

La progresión con que se lleva a cabo el estudio es gradual y desde el primer instante del contacto con la Orden el Martinista recibe innumerables secretos de la verdadera Iniciación.

Para Saint Martín la Iniciación no era un ejercicio de tipo teúrgico externo, a diferencia de lo que promulgaba Martínez de Pasqually con sus Caballeros Elegidos Elus Cohen del Universo, sino una vía que debía ser desarrollada en una teúrgia del corazón en el que debía instaurarse un Templo a la Gloria de la Divinidad y en el cual debía sufrirse un proceso de transformación alquímico para que la misma divinidad surgiera para hacer procesos operatorios en la concepción y cosmogonía del Martinista, o sea, una vía de iluminación espiritual del adepto con la Divinidad.

Robert Ambelain decidió retomar para occidente el Martinismo ruso, que trabaja desde comienzos del siglo XIX, y ligarlo de forma definitiva a las Tradiciones Iniciáticas que la Orden de los Ritos Egipcios portara. Aunque la Orden Martinista y Martinezista Iniciática en Colombia es independiente en sus Trabajos Iniciáticos y puede dar plenamente una vida Iniciática a quien lo practique, la Masonería Egipcia, el gnosticismo, el Martinismo y el Martinezismo son dos facetas de un gran todo en el que los Hermanos se fortalecen en su devenir Iniciático con poderosas luces de consciencia y conocimiento.

Finalmente, el Martinista trabaja por y en un estado de gracia muy especial logrado por medio del estudio y por los influjos que el egrégor le proporciona al practicante cuando el corazón se abre a la consciencia de la divinidad.