La Gran Logia de Regular Colombia de Menfis – Mizraim

By on mayo 26, 2016

Antiguas tradiciones Iniciáticas se afincan en Colombia

La Masonería colombiana recibe con la fundación de la Muy Respetable Gran Logia de Regular Colombia de Menfis – Mizraim la espiritualidad masónica con perfiles de transmisiones de conocimientos iniciáticos muy antiguos. El nombre que hemos adoptado es un homenaje a una sabiduría que converge desde la más remota antigüedad reunida en nuestros Ritos y que por supuesto incluyeron tradiciones iniciáticas de oriente y occidente que son evidente y profundamente místicas.

En realidad, las antiguas cofradías caminaban por sendas cuyo trabajo iniciático era de una profundidad insondable, tal como lo muestran numerosas evidencias que se pueden observar en las grandes catedrales del continente europeo y de organizaciones que cultivaron el conocimiento rosacrucista y alquímico que marca el mundo renacentista.

En una de las tradiciones que asumimos, como lo es el Rito Antiguo y Primitivo de Menfis – Mizraim, se habla de que el Rito de Misraim es conocido ya en el siglo XVII y que Menfis se originó en el siglo XVIII, lo que los hace de los Ritos más antiguos conocidos de la era masónica moderna.

Y aunque parezca asombroso, hay mucha gente y numerosos masones que no saben que la Masonería se remonta a la más remota antigüedad (Egipto) y que de allí se ha reproducido la esencia de los rituales masónicos modernos cuyo fin siempre han tenido la apertura de nuevos canales de comunicación con la interioridad individual y la trascendencia del alma y del espíritu en donde se albergan los más grandes secretos y misterios de la existencia humana.

Religiones y tradiciones iniciáticas griegas y romanas, judáicas, gnósticas, cristianas primitivas y coptas recibieron grandes conocimientos de los sacerdotes egipciosy a través de ellas podemos hacer un registro de esas herencias culturales que han sido pilares de distintas línea de conocimiento de lo trascendente.

La esencia del Rito Antiguo y Primitivo de Menfis – MIzraim y de otras vías iniciáticas, como el Rito o Régimen Escocés Rectificado, el Martinismo y Martinezismo, el druismo, la rosacruz cabalística y la Caballería de los Eluses Cohen del Universo, entre otras, son temas de una amplitud ostensible que se sustentas en un pasado remoto sólidamente sustentado desde la óptica iniciática y que tiene cultores conocidos como grandes autores guías de la Masonería de pasados siglos y que estimula a los masones del presente sean o no de nuestro Rito. Los talleres nuestros de estas formas iniciáticas son de estudio y de reflexión permanente puesto que estas Masonerías nos plantean un hermoso viaje por el pensamiento y el corazón humanos.

En Colombia no han existido Logias de estas tradiciones. Ahora, a pesar de que la Gran Logia de Regular Colombia de Menfis – Mizraim inicia sus labores, ya está afincada en el corazón y en las consciencias de un grupo de Hermanos convencidos de que su surgimiento en estas tierras es de gran importancia para la vida cultural de quienes sean invitados a iniciar o continuar su carrera masónica entre nosotros, una carrera cuyo límite es desconocido y cuyo estudio puede comprometernos todo el ciclo vital presente.

Vamos a trabajar en la difusión de estas culturas por que consideramos como algo muy positivo la construcción de sus estructuras vehiculantes. Comprendemos que esta misión debe recibir de todos los Hermanos adeptos toda la energía que se le pueda brindar para su crecimiento y expansión.

 La tradición de los Ritos Egipcios

El Rito Antiguo y Primitivo de Menfis – Mizraim (o de Memphis – Mizraïm, Memphis – Misraïm) se formó con la fusión del Rito de Menfis y del Rito e Misraim a fines del siglo XIX por el Masón Giuseppe Garibaldi. Sus vertientes originales de conocimiento son mucho más antiguas porque recibe del rosacrucismo, que data cuando menos de comienzos del siglo XVII (1600), numerosas y profundas enseñanzas, así como del hermetismo occidental (Corpus Hermeticum y otros textos), cuyas primeras noticias de su aparición en Europa vienen del siglo XVI, que al lado de la alquimia, la kabbalah y de otras corrientes muy antiguas, y profundamente espiritualistas, produjeron grandes trabajos esotéricos que vinieron a reunir sistemas Iniciáticos que se insertaron con toda naturalidad en la Masonería bajo los nombres de Rito de Menfis o Memphis y Rito de Mizraïm o Misraïm, integrados en el Rito Antiguo y Primitivo de Menfis – Mizraim.

Es importante anotar que todas las Masonerías tienen un mismo origen y que con el paso del tiempo lo que era un sistema universalista vino a convertirse (que para más precisión eran cultoras de un cristianismo medieval cuya amplia base conceptual era católica y con fuertes raíces judáicas) en diferentes formas de agremiación social que comprendían la esencia ritual e iniciática del pensamiento maestro egipcio antiguo que animó a Platón y a Pitágoras, los gnósticos, los eleusinos, los mitrenses, el Culto de Delfos, las cofradías de constructores, los Templarios y otra serie de organizaciones de donde se tomaron elementos que luego constituyeron Masonerías de corte social y/o protocolaria, como la de la Gran Logia Unida de Inglaterra, y otras en donde el nombre del Gran Arquitecto del Universo se menciona como formalismo únicamente, sin ninguna operancia real en el espíritu de la sociedad masónica y de sus masones. En ortas más ha sido totalmente abolido el nombre y la creencia de un principio superior del que todo emana. Este prinicipio ha sido absolutamente abolido de rituales con la creación de una Masonería de corte ateo con fines netamente republicanos.

Esperamos que nuestros lectores no se escandalicen al saber que ateísmo y Masonería son como el agua y el aceite porque ambas cosas provienen de esencias muy diferentes y de estadios de consciencia de diferente vibración y nivel. El ateismo masónico es una invención posterior a la real Masonería que cultivarona las Grandes Logias de origen medieval previas a la de Inglaterra cuyos origenes.

La tradición masónica inglesa no es el origen de la Institución Masónica. Incluso, no se sabe a ciencia cierta quién propuso e incluyó la Leyenda de Hiram.

Masones escoceses, franceses y demás europeos continentales tenían sus Grandes Logias mucho tiempo antes de la Gran Logia Unida de Inglaterra. Tal vez lo que diferencia a unas de otras son los contenidos rituales y la perspectiva de una espiritualidad que fue diluyéndose por la penetración de personas que querían el club y no al árduo trabajo que debe asumir un masón que realmente desee conocer los secretos de la Masonería verdadera.

En ese sentido, el Rito Antiguo y Primitivo de Menfis – Mziraim no deja de lado las culturas del medio oriente como la cultura precristiana gnóstica o el cristianismo primitivo así como el gnostiscismo puro, las corrientes Iniciaticas hebráicas, las herencias del Culto de Isis y otras muchas tradiciones que luego se manifestaron en formas filosóficas y religiosas como el catarismo, así como en un cristianismo juanítico como parte de un proceso sincrético manifestados en diversas escuelas.

Como tradición iniciática, el Rito Antiguo y Primitivo de Menfis – Mizraim es uno de los Ritos más completos en términos de desarrollo espiritual tanto individual como colectivo. Su egregoro está impregnado de un aura de pensamiento muy profundo y muy humano. Sus adeptos son personas muy inspiradas, como es posible verificar en los anales de las bibliotecas esotéricas de los últimos dos siglos con una pleyade de grandes escritores iluminados por el espíritu de los Ritos Egipcios.

La esencia natural de este Rito no choca con ninguna religión o idea política, pero sí es necesario decir que es difícil que un fanático de cualquier tipo pueda estar en la Orden. Es particularmente deísta en sus bases por lo que sus más altos objetivos son espirituales y en ese sentido contiene sistemas y formas de desarrollo del mundo interior (o esotérico) del ser humano con la creencia de un ser superior y que conocemos como Gran Arquitecto de los Mundos o Gran Arquitecto del Universo.

La disciplina del Rito Antiguo y Primitivo de Menfis – Mizraim sólo impone niveles sanos de análisis, investigación, meditación y estudio a su membrecía que no buscan rayar con el intelectualismo, pero sí impele a sus miembros y a los candidatos a ingresar, a promover una inquietud especial hacia el encuentro del conocimiento que se promueve en nuestra organización que, además de ser muy amplio, otorga múltiples posibilidades de crecimiento con una clara perspectiva Iniciática entendida ésta como el ingreso a una manera de ser y de vivir en un proceso de transformación interior permanente.

La Masonería Egipcia de Menfis – Mizraim es una nueva forma de ver la realidad desde la aguda y eterna mirada de la consciencia universal representada simbólicamente en el Ojo de Horus.